Vampiros de John Carpenter

EÑORES DE LA OSCURIDAD

El origen del film reside en una novela de John Steakley “Vampire$” (con el signo del dólar escrito al final), cuyos derechos había adquirido la productora Largo Entertainment con vistas a que lo dirigiera Russell Mulcahy (firmante de la recientemente estrenada La sombra del faraón), a partir de un primer guión de Dan Mazur, con Patrick Swayze en el papel del cazador de vampiros protagonista. Mulcahy se desentendió del proyecto al mismo tiempo que Don jakoby, guionista muy curtido dentro del género fantástico (El experimento Filadelfia, Ligeforce, Fuerza vital, Invasores de Marte, Aracnofobia), firmaba un segundo tratamiento del guión. Este último fue el que llamó la atención de John Caprpenter, quien se avino a realizar el film bajo la condición de no reescribir el guión de Jakoby. Su contribución (no acreditada) consistió en profundizar en las motivaciones de los dos personajes centrales del relato: Jack Crow, el cazado de vampiros, y Valek, su saguinario enemigo y príncipe de los no-muertos.

EL MALO DE LA PELICULA

A grandes rasgos, el argumento de la película gira en torno al enfrentamiento entre Crow (un magnífico James Woods) y Jan Valek (Thomas Ian Griffith), un vampiro de más de 600 años que opera impunemente en un desértico sector de Nuevo México. Al principio, Crow, junto con su mano derecha Tony Montoya (Daniel Baldwin) y su grupo de cazadores de vampiros, diezma un nido de bebedores de sangre. Poco después, Valek se venga aniquilando a casi todo el grupo de Crow. Este último sobrevive por los pelos junto con Montoya y Katrina (Sheryl Lee), una prostituta que ha sido mordida por Valek y que por ello está destinada a convertirse en vampiresa al cabo de dos días. Con la ayuda del padre Adam Guiteay (Tim Guinee), un joven e inexperto sacerdote, Crow utiliza a Katrina (que está psíquicamente conectada con el vampiro que la ha infectado) para asestar el golpe de gracia a Valek y sus siniestros acólitos.

¿LOS BUENOS?


GRUPO SALVAJE CONTRA LOS VAMPIROS

Carpenter, que años atrás barajó la posibilidad de hacer una nueva versión de la famosa novela de Bram Stoker “Drácula” hasta que Francis Ford Coppola se le adelantó, ha volcado en VAMPIROS todas sus ideas sobre este mito clásico. Aquí los bebedores de sangre no tienen nada de romántico: son asesinos despiadados que disfrutan con sus matanzas y desprecian con altivez a los seres humanos de cuya sangren se alimentan. Pero el grupo salvaje que forman los cazadores de vampiros les va a la zaga: Crow es un mercenario dura y sin escrúpulos, y sus colegas son un puñado de facinerosos de la más baja estofa que sirven, teóricamente, a la causa del Bien sólo por que se les paga por ello (lo primero que hacen después de una buena matanza de no-muertos es correrse una juerga amenizada por prostitutas baratas y regada con alcohol).

Retomando una idea ya apuntada en algunos títulos clásico de la Hammer (sobre todo, en clave vampírica, el film de Freddie Fracis Drácula vuelve de la tumba), Carpenter ( cuya infancia transcurrió en una escuela metodista y se considera ateo) llena su película de jugosas ironías religiosas. Así, por ejemplo, la culpa de que Valek se convirtiera en el primer bebedor de sangre de la historia la tuvo de un exorcismo mal realizado por la propia Iglesia Católica. Y, a través del personaje del cardenal Alba (Maximilian Schell), averiguamos que los cazadores de vampiros son asesinos a sueldo del mismísimo Vaticano. Todo ello contado mediante una estética western; como afirma el propio Carpenter: “en realidad, queríamos hacer un western, una película de vaqueros. Hice todo lo posible para quitarle todos los elementos góticos porque no quería hacer una película de terror convencional. No me interesaba hacer un film al estilo de Roger Corman, por eso ambienté la historia en un Far West…”

En resumidas cuentas:

Lo mejor: El provecho de Carpenter extrae de paisajes y escenarios característicos del western y la buena labor de sus intérpretes, entre los que destacan James Woods (uno de los mejores actores con que cuenta hoy el cine americano) y Sheryl Lee (una actriz que hace tiempo que viene demostrando que es algo más que la LAURA PALMER de “Twin Peaks”. Lo peor: La poca confianza de la gente tiene en esta película pensando que será igual de penosa que “Revenant” o “abierto al amanecer”. Las mejores secuencias: Dos. Las matanzas que abren la película: el asalto de Crow y sus mercenarios a la cabaña infestada de vampiros, y la sangrienta revancha de Valek sobre los desprevenidos cazadores. La imagen: Crow, crucificado en el momento culminante de un ritual blasfemo. La frase: “Olvídate de todo lo que has visto en las películas. Los vampiros no son nada románticos. No tienen modales ceremoniosos. No hablan con acentos exóticos. No se transforman en murciélagos. Las cruces y los ajos no les hacen ningún efecto. No duermen en ataúdes de terciopelo. No son homosexuales…” (Crow al padre Guiteau). La revelación: Thomas Ian Griffith, actor que hasta la fecha se ha movido en producciones de bajo presupuesto nada destacables (“Punto de impacto”, “Kull en conquistador”, “Karate Kid 3”), y aquí exhibe una imponente presencia, muy adecuada para su papel de VALEK, el vampiro más antiguo del mundo.

Trailer

Un pensamiento en “Vampiros de John Carpenter

  1. KERISH

    Es una peli increíble que incluso a día de hoy, desde que la vi en su estreno, me encanta. Entre ese aire pseudo western, a medio camino de la carrera contra el tiempo del Drácula original, y la banda de mercenarios que combaten a los vampiros, los ciertos chistes que hace a la religión en un modo u otro, la masacre del motel… no sé, es una peli de momentos impagables. Aún estoy buscando el libro en el que se basa para poder leer a destajo las aventuras de Jack Crow y su banda. La música en la peli, como en todas las de Carpenter compuesta por él mismo, es simplemente sublime y acorde, armónica con lo que uno ve, de tal modo que te sientes inmerso en su atmósfera e historia.
    Ya no se hacen pelis así.
    Nota: las fans histéricas de crepúsculo deberían ver sobre el minuto 42:20 lo que es en realidad un vampiro.
    Un saludo, y un gusto encontrar a alguien más que ha disfrutado una de las gamberradas de Carpenter más deliciosas que existen.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s