Nikki Reed: a 100 millas de Graceland (Nuevo post traducido y nuevas fotos)

Una vez más, tomó diez horas y dos vuelos para llegar al sur. Tres de esas horas no las pasé volando, en lugar eso dormi en el piso del aeropuerto en Charlotte a la espera de un vuelo de conexión. Fue brutal, al igual que la cola para obtener un  pollo de Bojangles. Pero Bonnaroo esperaba y necesitaba combustible.

Y que,  para ser honesto, el efecto de ojos rojos en el entrenador nunca es divertido, pero pagar por los boletos de primera clase es un concepto que todavía no puedo meter en mi cabeza. Mi cuello está muy enojado conmigo. Llegamos alrededor del mediodía. El sol daba directamente sobre la cabeza y mis líneas de bronceado son prueba de ello. Tratando de nadar a través del aire caliente, con  un par de horas de sueño se sentía imposible, sobre todo desde nuestro campamento que estaba a unos 20 minutos a pie de la música, pero estábamos con muchas ganas de ir y nada podría detenernos.

Fue increíble. Nos detuvimos por un par de canciones en cada etapa, incapaz de comprometernos con un conjunto completo. Al parecer, fue más concurrida que de costumbre este año, y estaba ansiosa por ver los alrededores. De alguna manera logró convencerme subirme a la vuelta al mundo a pesar de mi miedo a las alturas. Mi ansiedad fue documentada  en un millar de fotografías durante el viaje, y siendo el tema de las fotos sólo se agregó a la ansiedad.

 De todos modos, el día pasó volando al escuchar a Amos Lee y Portugal, The Man y comimos burritos vegetarianos, mientras que Bobby Long nos dio una serenata. Era más romántico de lo que imaginaba sería en condiciones tan polvorientas y húmedas. Hemos puesto  nuestras espaldas en la hierba, mientras que Mavis Staples, nos Äútook a la iglesia, la Unión Africana, y yo fingí que era mi mamá, en 1976 en el festival de música Topanga  del que ella siempre me habló. Incluso me metí  un par de plumas en el pelo.

Corrimos a verThe Head and the Heart, una banda que había estado escuchando repetidamente  el último par de semanas. Su última canción me hizo llorar. Algo sobre ese tipo de pasión, así que rara vez se ve, me dio piel de gallina. Me sentí como si fueramos las dos únicas personas en el mundo entre los otros 90 mil otros. ¿De qué otro tipo de lugar se trataba. Un lugar donde la gente va a sentir la música, y no se dan cuenta siquiera si son actores de cine o cantantes de televisión. Qué refrescante se sentía al ver lo apreciado por el artista que es, como la gente se acercó sólo para decirle que amaba a su banda, que no tienen idea de que estaba siempre en un programa de televisión. Me hizo sonreír. Me gustaría permanecer en ese mundo, un mundo en el que el  iPhone y laslcámaras de fotos no existen , un mundo donde la gente vive sólo para bailar al ritmo que lo escucha.

imagebam.com imagebam.com imagebam.com imagebam.com imagebam.com imagebam.com imagebam.com imagebam.com imagebam.com imagebam.com imagebam.com imagebam.com imagebam.com

Fuente

Traducido por The Vampire Club

Anuncios

Un pensamiento en “Nikki Reed: a 100 millas de Graceland (Nuevo post traducido y nuevas fotos)

  1. Pingback: Nikki posta mais fotos dela e seu noivo no Festival Bonnaroo | Foforks : Tudo sobre a Saga Crepúsculo | Twilight

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s